ALONSO DE OJEDA EN LA CONQUISTA DE TIERRA FIRME


ALONSO DE OJEDA EN LA CONQUISTA DE TIERRA FIRME

Alonso de Ojeda fue tripulante del Segundo Viaje de Cristóbal Colón (1494-1496) a las islas de Nuevo Mundo. En la isla La Española, luchó en varias campañas de represión contra los indios, incluso logró capturar al cacique Caonabó, líder de los rebeldes taínos. De regreso a España, los Reyes Católicos le autorizaron emprender una expedición a la Tierra Firme, descubierta por Colón en su Tercer Viaje. En 1499, Alonso de Ojeda, con el famoso piloto Juan de la Cosa, exploró toda la costa de Venezuela, llegando a descubrir el lago de Maracaibo y el litoral de la actual Colombia. En 1502, recorrió nuevamente esos territorios, y en la península de Guajira fundó una colonia llamada Santa Cruz, que tuvo una existencia de tres meses.

En 1508, fue nombrado gobernador de Nueva Andalucía, la región atlántica de la actual Colombia. Al año siguiente organizó una expedición que partió de Santo Domingo rumbo a la conquista de Tierra Firme a fines de 1509. Apenas desembarcó cerca de la actual Cartagena (Colombia), fue atacado por los nativos con sus macanas y flechas envenenadas. En los fieros combates murieron decenas de españoles, entre ellos Juan de la Cosa, y cientos de indígenas, cuyas aldeas fueron arrasadas. Ojeda decidió trasladarse en sus navíos hacia el golfo de Uraba, donde ancló y erigió un fortín llamado San Sebastián el 20 de enero de 1510. Para su mala suerte la zona pertenecía a indígenas feroces que de inmediato lucharon con denuedo para expulsar a los intrusos. La situación empeoró cuando se acabaron los alimentos y un flechazo envenenado hirió su pierna. Entonces se vio obligado a regresar a Santo Domingo, donde murió en 1515.